Los valores de diversidad y justicia están incrustados en la operación

 

Los valores de diversidad y justicia están incrustados en la operación

La igualdad y diversidad de género sigue siendo una tarea pendiente dentro del mundo corporativo y no es una percepción de las mujeres, por ello el grupo LafargeHolcim incluyó dentro del Plan 2030 de sostenibilidad una meta relacionada a mejorar esta situación en sus operaciones. El plan establece a través de un política corporativa que al menos un 30% de su personal debe ser femenino. La visión no es cumplir un cifra, si no crear las condiciones para que la operación ofrezca las condiciones necesarias para una competencia justa sin sesgo de género. La diversidad e inclusión está incrustada en todo el trabajo.

Algunos datos relevantes

A nivel global en LafargeHolcim un 17% del Senior Management son ocupados por mujeres. En Centroamérica Dolores Prado es la CEO de El Salvador, Nicaragua y Costa Rica. En Nicaragua un 27% de cargos gerenciales y de masa laboral son ocupados por mujeres, cinco de ellas ocupan cargos de jefatura.

Para ampliar del tema conversamos con Claudia Álvarez, Coordinadora Compensaciones y Beneficios Centroamérica.

- En un mundo con grandes brechas de género, ¿Qué acciones se toma Holcim Nicaragua para ajustar la balanza?

Como compañía buscamos gente que cuente con competencias técnicas y habilidades blandas más que enfocarnos en el género, nuestra ambición se basa en tener a la persona competente en el puesto correcto para que contribuya con los resultados de la organización. Creemos que tanto hombres como mujeres sin ninguna distinción pueden ocupar las posiciones que ofertamos. Es por eso que en nuestros procesos de selección el tema "género" no es condicionante para que un candidato participe, hablamos no solo de orientación sexual, sino de creencias religiosa, política y otras.

- ¿Qué han logrado hasta ahora con la aplicación de su política de género?

Nos gusta la complementariedad que se observan en los equipos, esto nos permite tener armonía en lo que hacemos. Disfrutamos que en las discusiones entre los equipos hayan diversas opiniones y puntos de vista. Un ejemplo de esto es, constatar que en las áreas de mantenimiento una mujer puede ejercer el rol tal cual lo haría un hombre, esto comprueba que no se trata de si eres hombre o mujer, se trata de las competencias y habilidades que tengas.

- ¿Para usted qué relación existe entre el respeto de los derechos humanos y la gestión de recursos humanos o desarrollo humano?

El respeto de los derechos humanos es un eje transversal, debe ser parte de nuestro ADN, y nuestro quehacer cotidiano. Como RRHH promovemos el respeto, a través de prácticas transparentes y éticas relacionadas a los distintos procesos de RRHH, como la contratación y selección del personal, entrenamiento y desarrollo, nuestras relaciones laborales y en general como se maneja la organización. Fomentamos que entre los integrantes de los equipos, las discusiones sean críticas pero siempre dentro del marco del respeto a los distintos puntos de vista, que la retroalimentación entre jefes y reportes sean transparentes, directas pero que contribuyan al desarrollo de los miembros.

- Si pudiera dar un consejo a las mujeres profesionales que luchan por avanzar ¿Cuál sería?  

Que nada más es eliminar esas barreras limitantes que nosotras mismas nos creamos en nuestra cabeza. Ser muy positiva en lo que hacemos, no siempre las cosas podrán salir a la perfección, pero es mejor equivocarse y arrancar de nuevo que nunca haberlo intentado. Definitivamente en este mundo tan competitivo la formación académica es importante, las conversaciones difíciles te abren otras puertas y la información te da poder, poder de decisión, poder de conocer más allá de tu entorno, no limitarnos a nuestro espacio, saber que el mundo tiene muchas cosas que nos ofrece y hay miles de oportunidades para crecer, pero que a veces nosotras mismas nos limitamos. Y, sobre todo, sentirse orgullosa de ser mujer, creo que tener la oportunidad de dar vida a otro ser humano te dice de lo que eres capaz. 

 

Claudia Álvarez. Coordinadora Compensaciones y Beneficios Centroamérica

img 2148

Ingeniera industrial, con Maestría en Administración de empresas, más de 10 años de experiencia en el ramo de Recursos Humanos en empresas del sector manufactura. Actualmente estoy a cargo del área de compensaciones y beneficios para Centroamérica (CR, NI y SV) y la coordinación de los procesos de RRHH para Nicaragua.