Manejo Y Almacenamiento Del Cemento

 

El cemento necesita un manejo y almacenamiento adecuado para obtener una mejor calidad en los concretos y morteros.

  • El cemento es sensible a la humedad. Si se mantiene seco, mantendrá indefinidamente su calidad.
  • La humedad relativa dentro del almacén o cobertizo empleado para almacenar los sacos de cemento debe ser la menor posible.
  • Se deben cerrar todas las grietas y aberturas en techos y paredes.
  • Los sacos de cemento no deben almacenarse sobre pisos húmedos, sino sobre tarimas.
  • Los sacos se deben apilar juntos para reducir la circulación de aire, pero nunca apilar contra las paredes exteriores.
  • Los sacos se deben cubrir con mantas o con alguna cubierta impermeable.
  • Los sacos se deben apilar de manera tal que los primeros sacos en entrar sean los primeros en salir.
  • El cemento que ha sido almacenado durante períodos prolongados puede sufrir lo que se ha denominado "compactación de bodega".
  • Se debe evitar sobreponer más de 12 sacos si el período de almacenamiento es menor a 60 días. Si el período es mayor, no se deben sobreponer más de 7 sacos.