Holcim brinda seminario sobre diseño y construcción de centros históricos

10.09.2012
 

León es una ciudad que conserva en su centro histórico su arquitectura estilo colonial. Gracias a la existencia de entes reguladores, como la municipalidad de León y la Delegación de Patrimonio Cultural del Instituto Nicaragüense de Cultura, se han establecido regulaciones que permiten construir o reconstruir en la ciudad manteniendo su identidad.

Esa ciudad fue la sede del seminario Diseño, Remodelación y Construcción en el Centro Histórico de una Ciudad Colonial, que realizó Holcim (Nicaragua) el sábado 29 de septiembre. Este seminario fue impartido por el arquitecto Cristian Munguía, un experto en el tema, por su experiencia durante varios años en la Alcaldía de León.

Un centro vivo

Las regulaciones actuales pretenden la conservación del centro histórico de la ciudad, el cual se caracteriza por ser un centro vivo en el que prevalece el uso habitacional y se combina con actividades religiosas, turísticas, culturales y comerciales, explicó Munguía.

Hay lineamientos de diseño que se utilizan en la arquitectura colonial, entre los que están las fachadas sencillas, disposición de la forma geométrica, uso de arcos de medio punto, uniformidad de las alturas, uso de tejas de barro, entre otros.

Munguía expuso sobre la “arquitectura de integración”, la cual, como su nombre lo dice, trata de conseguir que algo o alguien pase a formar parte de un todo. “La integración en la arquitectura busca una completa relación del espacio interior con el espacio exterior”, explicó el experto. En el tema específico de la arquitectura debe haber integración funcional, formal, constructiva y de continuidad.

La integración de continuidad se basa en respetar formas, alturas y pendientes en una edificación, sobre todo si se va a construir en un terreno baldío dentro del centro histórico. Dicho terreno baldío, incluso, puede causar distorsión en la imagen urbana, perdiéndose la integración, explicó el experto.

Materiales

El expositor abordó el tema de cómo se han venido diversificando y usando los materiales de construcción en las  restauraciones, intervenciones y remodelaciones de centros históricos. Entre los materiales que se usan están el cemento, bloques, madera, caña, teja, adobe, barro, hierro forjado y cerámica.

Algunos rasgos de la arquitectura colonial en la actualidad se solventan con materiales modernos. Los sistemas constructivos modernos (mampostería) se complementan parcialmente con los sistemas tradicionales (adobe y taquezal).

En las imágenes durante su presentación, Munguía mostró la fachada de una vivienda  moderna, con un sistema constructivo tradicional. En ella se destaca la transformación a una fachada colonial a través de la intervención en diferentes elementos del diseño. El dintel rectangular se convirtió en dintel de arco medio punto, con intervención de materiales modernos, logrando además la uniformidad en la altura, que antes no existía. Asimismo se intervinieron textura, color, iluminación y volumetría.

Otra de las que serían sus obras de reconstrucción fue una vivienda colonial en abandono, en la que se restauró el corredor tradicional, conservando la forma, altura de paredes, pendientes de techos, elementos estructurales originales, entre otros, que permitieron una renovación completa de la imagen urbana.

En la restauración y ampliación de un inmueble tradicional, cuya finalidad es cambiar su uso de suelo o funcionalidad, principalmente si se utilizará con fines turísticos, se debe procurar conservar la mayor parte y más importantes piezas del inmueble. Este caso se dio en la restauración de un inmueble que fue transformado en hotel en el centro de la ciudad.

En tanto que una construcción nueva en un centro histórico nos obliga a usar materiales modernos con un manejo adecuado, sobre todo en los acabados, de modo que se pueda obtener el estilo tradicional tanto en el exterior como en el interior. Al respecto, Munguía recomendó tomar en cuenta el entorno, trama urbana, función y disposición del inmueble.