Mayor compromiso al alcanzar liderazgo mundial

09.01.2014
 

* En el 2013 Holcim (Nicaragua) invirtió US$ 125,000 en sus programas de Responsabilidad Social Corporativa

Estar entre las tres mejores empresas del corporativo Holcim a nivel mundial por el cumplimiento de los Indicadores Claves de Desempeño (KPIs) conlleva a asumir un mayor reto para el equipo de colaboradores de Holcim Nicaragua.

En el Informe de Evaluación Comparativa del Grupo Holcim sobre el desempeño en materia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) durante el año 2013, tanto a nivel global como de LatAm, Holcim (Nicaragua) alcanzó un nivel del 90.3 por ciento de cumplimiento por sus programas de RSC. El primer lugar lo tiene Holcim (Ecuador) con el 96 por ciento y el segundo Holcim (Costa Rica) con un 91 por ciento.

Dionisio Sáenz, director ejecutivo del Instituto Holcim para el Desarrollo Sostenible (IHDS) de Holcim (Nicaragua), explica que este resultado pone a la empresa en una posición de liderazgo al ubicarla entre las tres mejores en materia de cumplimiento de sus pilares de RSC, además conlleva a una superación para el colectivo que en el 2012 se ubicaba en el noveno puesto.

Mujeres protagonistas

El reporte destaca que Holcim (Nicaragua) ocupa el primer lugar a nivel mundial en Integración de la Diversidad de Género en Niveles Gerenciales durante 2013. “Además se distingue a la empresa como Global Champion al evaluar el 90 por ciento de su presupuesto de inversión social con las herramientas corporativas establecidas al efecto y alinearlas con el negocio y sus enfoques de RSC”, puntualiza Sáenz.

Estos resultados se lograron gracias al esfuerzo del colectivo con que Holcim (Nicaragua) trabaja y a su visión estratégica de utilizar a la RSC para ayudar y a la vez obtener mayor rentabilidad.

“En el año 2013 la empresa invirtió más de 125 mil dólares como un aporte corporativo para mejorar las condiciones y calidad de vida de las familias nicaragüenses tanto a lo interno con nuestros colaboradores como a nivel externo con nuestras comunidades vecinas”, detalla Sáez.

Los proyectos de RSC impulsados el año pasado fueron propuestos o analizados por los grupos de relación de la empresa, a través de los Comités de Acción Participativa (CAPs) e integrados en los Planes de Vinculación Comunitaria (CEPs por sus siglas en inglés), lo que da mayor legitimidad, pertinencia y validez a dichas iniciativas.

“El reto es abordar algunas oportunidades, mejorarlas, identificarlas y superar los niveles de liderazgo alcanzados, no tanto por sus resultados, que son importantes, sino sobre todo por sus efectos en la transformación de vida de nuestras comunidades aledañas”, afirmó Sáenz.