¿Dónde queda “La Calzada”?

6 Enero 2014
 

Cuando se escuchaba mencionar a alguien “La Calzada”, se pensaba en la ciudad colonial de Granada. Ahora, la pregunta es: ¿Cuál Calzada? ¿La de Nagarote o la de Granada?

Y esto, porque desde hace dos años La Calzada Turística Peatonal Jardines de Santa María, popularmente conocida como La Calzada de Nagarote, fue la primera obra de construcción vial que le dio más realce al municipio.

Tanto así, que ya es un punto de referencia para sus habitantes y un atractivo turístico para visitantes.

Su construcción fue hecha a base de concreto hidráulico, suministrado por Holcim, el cual cubrió su extensión de 542 metros lineales.

Ubicada en la zona central y con un atractivo diseño, la convirtieron en la calle principal destinada para actividades locales y una parada más para los extranjeros.

Su diseño estampado, color terracota, con bordes estampados de cerámica, es adornado con jardines que realzan los contornos de la calle.

Por las noches, el estilo de vanguardia se enciende con los faroles que iluminan las pisadas de los transeúntes del lugar.

La Calzada es la vía principal que conduce al cementerio local.

Una iniciativa hecha realidad

La idea de construir La Calzada surgió del gobierno local, para mejorar la infraestructura vial y a la vez realzar la imagen del municipio, y se hizo realidad una vez que la empresa evaluara el proyecto desde el punto de vista técnico, económico y social.

Dionisio Sáenz, Director del Instituto Holcim para el Desarrollo Sostenible (IHDS) explica que el proyecto desde sus inicios, fue una propuesta interesante, debido a su enfoque en el ámbito de la infraestructura social.

“El proyecto tenía un perfil asociado a nuestro negocio, es decir proyectos de infraestructura, en este caso vial. Desde el punto de vista social, el impacto era significativo porque abarca siete cuadras de calle, que comprende una población de 160 familias, es decir 1,000 personas beneficiadas directamente con la construcción, tomando en cuenta que Nagarote tiene una población de más de 36 mil habitantes”, explicó Dionisio Sáenz.

Según él, esta obra otorga mayor sentido de pertenencia a la población del lugar, lo cual contribuye al crecimiento y desarrollo del municipio.

Por las adiciones y detalles que implicaban su diseño, se requirió de tres meses y medio para culminar la obra.

Impacto económico y comercial

La Calzada dio impacto al sector turístico y éste a su vez al sector comercial, ya que con la afluencia de visitantes, los comerciantes de la zona tienen oportunidad de incrementar sus ventas.

“Con esta inversión nosotros aprovechamos a invertir, porque viene gente de largo, de Diriamba, Granada, Carazo. Incluso vienen estudiantes en buses y entonces la gente no deja de llevar sus disquitos para escuchar su música”, expresó Pablo Emilio Mayorga, un ciudadano de 63 años, que vende CD en los alrededores de la calle desde hace seis años.

José Acevedo, de 66 años y poblador del lugar afirmó: “Esta obra ha realzado a Nagarote. Aquí vienen personas de todas partes, nacionales y hasta extranjeros. Una vez andaban unos ticos conociendo el lugar y una de las muchachas me dijo: “Vengo desde Costa Rica sólo para comerme un quesillo”.

El aporte de Holcim

Este proyecto fue excepcional para Holcim, que se involucró desde el diseño técnico, hasta la ejecución del proyecto de La Calzada.

“Fue una de las primeras obras en las que nos involucramos plenamente con el diseño y la organización. En la ejecución de la obra fuimos muy específicos y contratamos a un equipo de especialistas. Aunque no somos gestores de obras, esta fue la primera obra de ese tipo que desarrollamos”, agregó el director del IHDS.

“El estampado fue idea de la alcaldía para hacer el lugar precisamente peatonal. Su material de concreto hidráulico está diseñado para resistir el paso de las personas", afirmó.

También explicó que la alcaldía invirtió más de lo estipulado para darle la relevancia que implica la obra, ya que el proyecto costó en su conjunto 107 mil dólares, de los cuales 33 mil dólares fueron aportados por Holcim.