Apoyan a Centro de Formación Humana

07.24.2014
 

El centro de espiritualidad Padre Luis Amigó, que administra la Congregación Terciarios Capuchinos en Nicaragua, sigue en su proceso de construcción gracias a la gestión del padre Joselito Ramírez Varela que toca los corazones de los pobladores y empresas para que apoyen la obra.

El centro de formación humana está ubicado en el municipio de Mateare, en un terreno de cinco manzanas donado hace varios años a la congregación que lo destinó para instalaciones donde se desarrollen curso formativos, educativos, retiros, convivencias, campamentos, conferencias y seminarios, etc, tanto para estudiantes como para la población en general.

El padre Joselito señala que quienes han utilizado las instalaciones se llenan no solo de espiritualidad sino que es perfecto para la formación en temas de valores éticos y morales, “es un espacio en contacto con la naturaleza pues se ha reforesta con más de 2500 especies de árboles”, comenta el sacerdote capuchino.

Multiusos
Actualmente en el centro se está construyendo un salón multiusos con capacidad para mil personas, para ello el padre Joselito envió varias cartas a diversas empresas y una de las primeras en responder fue Holcim Nicaragua que donó 200 bolsas de cemento.

“El padre Joselito nos envió una carta solicitando apoyo para la infraestructura del centro que es un salón multiuso que contribuirá en la formación de la población que visita el lugar. Como Holcim creemos que tendrá un impacto a nivel de las comunidades cercanas y a nivel nacional”, señala Marcia Leiva, profesional de responsabilidad social corporativa del Instituto Holcim para el desarrollo Sostenible.

“Todo lo que el Señor me ha permito construir en Managua es a base de rifas, charlas, conferencias y mucho apoyo de personas. He pedido también donación a diferentes empresas como Holcim que nos dio las 200 bolsas de cemento, esta obra es una gran inversión de más de 200 mil dólares y se construye por etapa, hasta ahora llevamos construido un 70 por ciento de la obra”, explicó el padre Joselito

El lugar está abierto para todo el público que quiera utilizarlos para eventos. Según el padre Joselito tienen 35 habitaciones dobles y triples así como comedor y cocina, salones de reuniones, capillas y oratorios. Con el centro ofertando estos servicios espera seguir desarrollando la obra para beneficio de la población y de los proyectos sociales de la congregación capuchina en el país.

“Que el Señor siga derramando toda clases de bendiciones sobre esta loable empresa de Holcim y que siga colaborando con obras de beneficencia sociales sin fines de lucro para contribuir a tener una nación nicaragüense con su ayuda, con su servicio”, finalizó el padre Joselito.