Bloqueros de occidente serán certificados

03.17.2015
 

Hace 14 años, Ubense Guevara decidió iniciarse en el negocio de la construcción y puso una bloquera en Posoltega, municipio del que es originario. Según explicó, desde que inició su negocio nunca había recibido capacitaciones para la elaboración de bloques y su bloquera tampoco contaba con una certificación.

Todo comenzó a cambiar en febrero (2015), gracias al Programa Bloqueros, que impulsa Holcim (Nicaragua) y su red de franquicias Construmás como parte de las capacitaciones que se están brindando por medio de la iniciativa Con Holcim y Construmás vos te tecnificás.

El Programa Bloqueros tiene como objetivo asesorar y acompañar a los fabricantes de bloques para certificarlos, bajo la Norma Técnica Obligatoria Nicaragüense, Fabricación de Bloques de Concreto NTON 12008-09, emitida por el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI).

El programa se ejecutará en tres etapas, que incluye visitas para diagnosticar el estado de las bloqueras que se beneficiarán con el proyecto, la elaboración de plan específico del proceso de fabricación que deberán emplear y pruebas de compresión de bloque.

Guevara es uno de los 15 bloqueros que participarán en el programa. “Con el programa lo que deseamos es asesorarlos, para que mejoren sus procesos de producción y la calidad de su producto y que cumplan con las normas establecidas en el reglamento de la construcción, explicó Evelyn Fuentes, Coordinadora de Relaciones Institucionales y Calidad de Holcim (Nicaragua),

Fuentes dijo que “el programa se desarrollará solamente con bloqueros que son clientes fieles de las franquicias Construmás y que trabajan de manera artesanal, ya que a ellos se les dificulta tener un control de calidad”.

Ubense Guevara, por ejemplo, construye los bloques con un molde de madera en el patio de su casa.

Durante las visitas diagnósticas que Holcim (Nicaragua) realizó, Guevara y los demás bloqueros pudieron mostrar los procedimientos que cada uno realiza para la construcción del molde del bloque, su curado y tiempo de despacho.

“A partir del diagnóstico que se elabora, después de la visita, hacemos recomendaciones básicas sobre el proceso de fabricación constructivo que deben emplear, las materias primas que tienen que usar; cómo ellos las tienen que usar, la dosificación de mezclas, cómo van a hacer el curado de los bloques y cómo los van a proteger”, explicó la coordinadora
de calidad.

La Norma Técnica Obligatoria Nicaragüense, Fabricación de Bloques de Concreto NTON 12008- 09, fue aprobada en el año 2011 y especifica cuál es la técnica de construcción de bloques que se debe emplear, según su uso y la zona sísmica en la que se construirá.

En la norma se establecen tres zonas sísmicas: A (zona central), B (zona atlántica) y C (zona del pacífico). La zona C abarca Chinandega, León, Managua, Masaya, Jinotepe, Granada, Rivas y San Juan del Sur y es la zona con más actividad sísmica, ya que ahí se encuentra la cadena volcánica.

Los bloqueros con los que se inició el programa son parte de la zona C, por lo que deberían construir bloques BE1, “un bloque hueco o sólido con características que permitan su uso para los sistemas constructivos de mampostería confinada y reforzada, con resistencia a la compresión mínima de 1765 PSI o 12.19 mega pascales, respecto al área neta y a utilizarse en la zona sísmica del reglamento nacional de la construcción de Nicaragua”, explicó Fuentes.

“Después de que obtengan la certificación podría haber un seguimiento, porque una certificación tiene que mantenerse. Deben comprometerse en mejorar y hacer que su producto siga siendo bueno. Por parte nuestra tendrían apoyo”, agregó.

Fuentes añadió, que una vez que se haya culminado con los bloqueros, originarios del occidente, Holcim (Nicaragua) continuará certificando a los demás bloqueros clientes de Construmás. Construir responsablemente Holcim (Nicaragua) desarrolla iniciativas que promuevan la construcción sostenible y responsable, de ahí surge el compromiso de la compañía por desarrollar el Programa Bloqueros, ya que “estos tienen una gran responsabilidad y Holcim quiere ayudarlos a que hagan las cosas
bien, para que ellos puedan garantizar calidad y seguridad a sus clientes”, explicó Evelyn Fuentes.

Además, el fabricante de bloques “se sensibiliza y se motiva a adquirir el compromiso de construir bajo las normas establecidas en Nicaragua, que en este caso es bajo la Norma Técnica Obligatoria Nicaragüense. Fabricación de Bloques de Concreto”, añadió.

El bloquero Ubense Guevara expresó que sería una gran oportunidad lograr tecnificarse para mejorar su trabajo y obtener su certificación. “A veces a uno le piden cierta cantidad de bloques, pero uno no tiene el certificado ue es lo fundamental y entonces no hay posibilidad de hacer negocio. Ahora con esta oportunidad que brinda Holcim, hasta podría crecer más. Me siento contento y dispuesto aprender”.

Por su parte Carmen Baca, propietaria de Construmás Materiales de Construcción San Judas Tadeo, ubicado en la ciudad de León y de la que es cliente Ubense Guevara, dijo que "el programa es algo muy bueno, porque es una ayuda para los bloqueros que son clientes de Construmás, ya que se siente y se ve que la empresa se interesa y quiere estar más cerca de ellos”.