Programas insignias de RSC de Holcim Nicaragua

04.18.2016
 

En los últimos siete años Holcim Nicaragua ha invertido en programas de RSC más de 900 mil dólares. En el año 2015 la empresa destinó un total de US$151,940.00 en materia de inversión social directa hacia las comunidades.

De este monto un 68 por ciento se invirtió en Infraestructura, incluyendo el mayor porcentaje a la construcción, ampliación y mejora de viviendas y edificios de utilidad pública.

Un 24 por ciento se dirigió hacia iniciativas educativas y medioambientales, y el ocho por ciento restante hacia proyectos y obras de desarrollo comunitario.

Actualmente la empresa incide en tres zonas geográficas del país: la primera es Nagarote, donde se localiza la planta de cemento, la cual es su principal Unidad de Negocios desde 1999, la segunda zona es el Distrito VI de Managua, donde está ubicada la Planta de Concreto (2008) y la tercera es la comunidad de Cofradía donde, a partir de 2012, opera la Planta de Agregados.

“En general, conforme a nuestra política y directivas de RSC, la contribución social de Holcim Nicaragua se ha dirigido a mejorar las condiciones y calidad de vida tanto de nuestra fuerza laboral y de sus familias, como de comunidades de bajos ingresos, localizadas cerca de nuestras operaciones, aunque también hemos llegado con iniciativas en diferentes departamentos del país”, expresó el licenciado Dionisio Sáenz.

La niñez, juventud, mujeres y personas de la tercera edad, por su nivel de vulnerabilidad, han constituido el mayor porcentaje del perfil de los beneficiarios. Entre las mujeres, muchas de ellas madres solteras y otras muchas asumiendo el rol de microemprendedoras, también han formado parte de los principales protagonistas de las iniciativas que desarrolla Holcim Nicaragua.

Para el año 2015 se cuantificó un total de 8,048 beneficiarios directos y 43,460 indirectos, en su mayoría beneficiarios por obras de infraestructura habitacional, centros educativos, campañas de salud y otras obras de desarrollo comunitario.

“Uno de nuestros principales grupos de interés son nuestros propios colaboradores y sus familias a quienes brindamos las mejores condiciones de salud y seguridad; de remuneración y beneficios sociales, becas completas para sus hijos con buen rendimiento educativo, alimentación, transporte y uniformes. En nuestras plantas tenemos gimnasios en donde se brinda terapia física y programas de nutrición, planes de promoción y sucesión, así como transferencia a pasantías o desarrollo de carrera a nivel interno y en otros países en los que se fortalece su multiculturalidad, su nivel de experiencia, etc”, detalló el director del IHDS.

El ejemplo de la compañía ha calado de forma proactiva a lo interno de sus colaboradores y colaboradoras quienes se suman voluntariamente a las diversas iniciativas de RSC de Holcim Nicaragua. “Sólo en el año 2015, en diez de nuestras iniciativas de Responsabilidad Social Corporativa se lograron involucrar 150 colaboradores voluntarios quienes aportaron 1987 horas de trabajo comunitario. Es preciso destacar el valioso aporte que a dichas realizaciones sociales logró contribuir el voluntariado comunitario al que se sumaron 85 de sus miembros adicionando 1,240 horas de servicio”, puntualizó Sáenz.