Sí se puede ser un buen estudiante y estar comprometido con la comunidad

06.01.2015
 

Francis Liliana Rojas Jarquín y Melania Nazareth Figueroa Corea, de 12 y 14 años respectivamente, son estudiantes sobresalientes. A las dos jovencitas, que viven en municipios diferentes, las une el compromiso de ser cada día mejores alumnas y servir en su comunidad con un proyecto social promovido desde el programa Becas Adelante de Holcim (Nicaragua).

Al colegio Uriel Reyes, de Tipitapa, Francis llega muy temprano en la mañanita, luego que su papá Ramiro Rojas la pasa dejando para dirigirse después a la planta de Agregados de Holcim (Nicaragua), en Cofradía. “Me siento orgulloso de ella. El año pasado miré la oportunidad en la empresa y mi hija fue seleccionada para el programa de becas. Es una excelente alumna por lo que decidí aplicar, todos los días cuando la voy a dejar al colegio le digo que le eche ganas mientras esté vivo porque el estudio le va servir para mejorar su vida”, reflexionó el orgulloso padre quien es colaborador en el área de mantenimiento de la planta.

En el 2014, Francis se destacó en el programa de Becas Adelante y este año se lleva el galardón de mejor promedio entre todos los becados al obtener el 92 por ciento. “Me siento agradecida con Holcim, con el apoyo que nos brinda a mí y mi familia, sé que no es fácil y por eso trato de dar todo mi esfuerzo y quiero recompensarlo con buenas notas. Cuando vengo a casa comienzo a estudiar a las dos de la tarde y repaso todas mis clases”, señaló la joven quien sueña con llegar a la universidad para ser médico especialista en pediatría.

Pensar en los demás

Este viernes, en la Planta de Cemento Nagarote, los 13 becados del 2015 se reunieron para compartir y recibir el apoyo económico que la empresa les otorga para sus estudios. “Les entregamos el primer desembolso a los muchachos beneficiados con las becas. Los animamos para que sigan siendo buenos alumnos y además sus padres firmaron las cartas de compromiso porque este esfuerzo es entre todos”, explicó Marcia Leiva, profesional de Responsabilidad Social Empresarial de Holcim (Nicaragua).

El apoyo de Becas Adelante este año es para 12 estudiantes de secundaria y un universitario quienes se comprometen no solo a obtener calificaciones excelentes sino también proponer y desarrollar un proyecto social en su comunidad.

La joven Melania Figueroa Corea, el año pasado trabajó en un proyecto con personas de la tercera edad. La iniciativa se le vino a la mente en una conversación que tuvo con sus padres. “Mi abuelita padece de amnesia y yo ayudo a cuidarla, ahora también lo hago con otras personas cercanas a mi casa. Los visito, hablo con ellos y les ayudo en lo que pueda”, comentó Melania quien cursa tercer año en el instituto Fernando Salzar Martínez, de Nagarote.

Norlan Figueroa es el padre de Melania y lleva 10 años trabajando para Holcim (Nicaragua), actualmente se desempeña como mecánico industrial en el área de mantenimiento de la planta de Nagarote. “Trabajar en la empresa a mí me ha cambiado la vida. Con mi trabajo he salido adelante y con mi familia he logrado mis metas y tengo salud. Ahora me siento alegre porque como padre saber que mi hija lleva unas notas excelentes es una satisfacción, siento que mi guía como padre está dando fruto en ella”, compartió el orgulloso papá.

Melania es una adolescente muy sociable aunque a veces aflora en ella una timidez propia de su edad, sin embargo tiene claro que para triunfar debe ser una estudiante ejemplar para alcanzar sus metas. “Voy bien ahorita, estoy estudiando más, echando todo el esfuerzo para salir bien y llegar a la universidad, quisiera ser como mi mamá, una abogada”, comentó la joven.

La recomendación para estimular a los estudiantes la da don Norlan quien asegura que lo importante es que los padres y madres de familia apoyen a sus hijos. “La clave del éxito es no dejarla sola (a mi hija), siempre estamos estudiando con ella, en las noches revisamos tareas, no la hemos descuidado siempre la ayudamos en el estudio y le damos el seguimiento en los exámenes. Si estoy en el trabajo mi esposa está con ella y cuando yo llego a la casa le pregunto y me intereso en sus clases. Ese es el rol de padres que ha sido la clave del éxito”, puntualizó Figueroa.